logo

En todo el mundo empresas dedicadas a la asistencia a domicilio (ancianos, enfermos, minusválidos…) han comenzado a desarrollar sistemas para poder incorporar etiquetas NFC a sus procesos de control. Esto es lógico, ya que permiten mediante el uso de aplicaciones de lectura NFC ejercer un control sobre las visitas que deben realizar a los atendidos.

Mientras que hasta ahora el control de las visitas se venía realizando con diversos métodos, donde prevalecía el tradicional, en el que el asistido certificaba mediante su firma que la asistencia había sido realizada, con el consiguiente riesgo de falsificación. 

Los nuevos sistemas permiten colocar una etiqueta NFC en el domicilio a visitar que al ser leídas por la app de control directamente registran la visita de los servicios de asistencia, quedando registrada la hora de entrada y de salida, de tal modo que el control de presencia queda plenamente garantizado. Pudiendo además existir otras funcionalidades asociadas al uso de una App como pueden ser notificaciones en tiempo real a la central, o consultas directas a la ficha de la persona visitada.

Además otras empresas están incluyendo también el uso de llaveros NFC para el control de custodia de las llaves de los hogares de las personas asistidas, ya que en algunos casos son los propios servicios sociales los que deben abrir las puertas de las casas. De este modo se añade seguridad, ya que en todo momento la llave queda asignada a un asistente, y se puede realizar una trazabilidad fiable de la misma.

Sin duda este será un uso social muy extendido en los próximos años, ya que generalmente los servicios de atención social son otorgados por organismos públicos (en el caso de España Ayuntamientos y Comunidades Autónomas) que convocan concursos a los que la iniciativa privada acude. Desde hace unos meses hemos podido comprobar como varios de nuestros clientes han sido adjudicatarios de estos concursos públicos gracias al valor añadido de la tecnología NFC. 

La tendencia es clara, y sin duda es un buen punto de partida para mejorar ciertos aspectos de la asistencia domiciliaria que hasta ahora no podían ser controlados de forma 100% fiable.

Share this